La Camisa de Fuerza


Fecha: 12/11/2012

Grabado, mezclado y masterizado en los Estudios New Life de Madrid por Jose Garrido y Daniel Melián entre los meses de junio y septiembre de 2012. Portada, libreto y diseño gráfico por Juan Palacios. Foto del grupo por Sara González. Ha colaborado; Gustasax (Gustavo Barquilla): saxofón tenor en "Ahora duerme"


Canciones


Has nacido rodeado de comodidades.
Has crecido protegido de enfermedades.
El sistema en el que vives da oportunidades,
Bienestar de paraísos superficiales.

Empachado de progreso y libertad,
Los ideales mueren
Y tu religión es la televisión,
Los profetas viven en los bares.
Sin unión la generación, degeneración.

Consiguieron que la gente fuera consumista
Y engordar la clase media para dormirla.
Por debajo de la mesa juegan la partida
Mientras sabes que tu suerte ya está vendida.

Los profetas viven en los bares
Sin unión de generación.

Busca presa fácil el deseo inmediato.
En los centros comerciales placer barato.
Sobredosis de caprichos con bajos salarios
Que esclavizan con las deudas al ciudadano.

Malcriados con todo lo q no tuvieron
Y no han conseguido hacernos valorar.

Empachado de progreso y libertad,
Los ideales mueren
Y tu religión es la televisión,
Los profetas viven en los bares.
Sin unión de generación.

Me escondo tras tu alma, en cada fibra de tu cuerpo
,
Soy lo único que queda cuando la mente y la ra-
zón desaparecen, cuando la luz se va y te
echas sobre una cama demasiado fría...
Inevitable de pensar, sin nada que rompa
esta aburrida apatía que me da, de no saber si bien
si mal...
Si valgo para algo... No dejo de pensar
si fui solo uno más, si soy solo un más.
Si he perdido el tiempo no me importa, qué mas da,
si solo...
...soy eco ronco de las tardes enteras que me cantast
e al oído...
Soy una ráfaga de brisa helada...
...La que camina por encima de mi tumba al llegar la
madrugada,
mirando con desprecio la solitaria flor
que alguien me dejó aunque yo no le pedí.
El llanto de los niños hoy me haría reír, ya solo...
...soy eco ronco de las tardes enteras que me cantast
e al oído.
Soy un agujero de bala en la pared en la que han si
do fusilados mis
sueños.
Ahora soy otra cosa, soy algo nuevo,
ya no me vas a meter miedo nunca más.
Soy el que se enfrenta a la espada sin dudar.
con un puñado de tierra en la mano como arma,
aunque sobre esa misma tierra he de caer.
Morí por convencer, y no para vencer, ya solo...
...soy eco ronco de las tardes enteras que me cantast
e al oído.
Soy el destello del frio de navaja q separa la igno
rancia del odio.
Soy esa chispa que brilla en tus ojos al mirarme,
escalofrío que sientes...
...solo al rozar mi piel, solo porque soy yo.
Y porque yo puedo ser todo, o puedo no ser nada,
según tu quieras y a mi me apetezca.
Soy eco ronco de las tardes enteras que me cantaste
al oído.
Soy la camisa de fuerza que se rompe para ver quién
es el loco, y el
cuerdo, ¿Quién es?
Soy eco ronco de las tardes enteras que me cantaste
al oído.
Soy el recuerdo del sueño que no quiso despertar, y
nos devuelve la
libertad.

Necesitas agarrarte para estar bien
A sustancias que van dándote ingravidez.
Repintar cada color siempre a tu parecer,
Tu destino va chocando cada noche
contra esa pared

Sopla fuerte el viento hacia ti,
Cada pulsación la sentirás,
Sumergido en tus deseos
Para escaparte, los ojos cerraste.

Aumentando cada anochecer la velocidad.
Que no falte gasolina hoy para quemar.

Enredado en las entrañas siempre está ahí.
Esperando a la puerta de tu porvenir.
Secuestrada tu elección, envenena el matiz,
Vas forjando a cal y canto
Tu muerte y tu vida frente a ti.

Sopla fuerte el viento hacia ti,
Cada pulsación la sentirás,
Sumergido en tus deseos
Para escaparte, los ojos cerraste.

Aumentando cada anochecer la velocidad.
Que no falte gasolina hoy para quemar..
Sobra todo el mal que no quieras ver,
Sobra el reloj cuando se está bien.
Sobra el miedo para descansar,
Sobra en el cajón las plegarias.

Estoy preso de algo q escribí hace demasiado tiempo,
Q tu boca era mi boca y entre los dos ya no había ropa...
Y ahora cuando miro atrás a veces puedo darme cuenta
Q no hay mal q por bien no venga, ni dolor sin compensación,
¡Ni gozo sin dolor!

Y no hay dolor que no enseñe nada nuevo, ni una noche de
desvelo que no escriba,
para curar mi rabia con saliva y vomitar mi ira en mis palabras,
Las que luego canto

Cuando la muerte silencie mi voz,
Cuando el telón descienda
Mi canción seguirá hablando con la vida
Que dejé escondida en ella.
La vida, las noches, las penas
Los que vienen, los que se van, los que se quedan
Lo que nunca querríamos haber conocido
Nosotros mismos.

Y al suelo otra vez, que no hay dos sin tres, ni gozo sin dolor,

Ni una pizca de canción desesperada,
Que no salga de mi boca maltratada
De absurda y ronca cantinela, de la creencia certera
De que ninguna guitarra...
...¡Canta en manos de un cobarde!
Y todas las tristes tardes, y todas las noches que me hice,
ante un papel, ante una barra... se que encontraré la forma.
y si no, pues me la inventaré.

Ya que tuve que pasar, preferí pisar despacio,
para no despertar a los que duermen al raso.

Que no iba a sentar muy bien al Sol, el verme madrugar más que sus rayos,
otra mañana gris aquí en Madrid, ¿Por qué madrugo yo, si no lo hace ni el Sol?

Salgo a la calle, y el frío se mete en mis huesos,
me hiela la sangre y me voy despertando,
y la luna se escapa del cielo, y va abriendo paso
a otro día igual que ayer,

camina deprisa, bosteza, suspira, sigue con su vida.
Poeta de barra, profeta de nada, filósofo práctico, músico, sordo...

Me entrego a la noche, y el vino se mete en mi cuerpo,
me nubla la mente y voy recordando,
y recorro estos sucios rincones, que hemos hecho
nuestros y están tan vacíos sin ti.

Consumo las horas, se pasan volando, se me hacen muy cortas.
Y llega mañana, y no tengo ganas de oir el reloj otra vez y tirarme a la calle!

Mi boli desapareció cuando se esfumaron
mis ganas de escribir, mis ganas de seguir,
ni hablar de tirar del carro solo,
volver a seguir luchando por una ilusión
dejar de entre tristeza
¿Para qué te cuento nada, si no lo sé ni yo?

Cae la tarde, tu ausencia se cuela en mi cuarto,
se va haciendo fuerte y me va derrotando,
mi musa se espanta, silba, disimula y pasa de largo
me atrinchero en mí mismo, meriendo apatía y no
tengo ganas de nada.
Tanto tiempo creyendo que soy diferente, pero soy igual, y, aunque
a mi manera, soy solo uno más!

Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah!!!

Consumo las horas, se pasan volando, se me hacen muy cortas!
Camina deprisa, bosteza, suspira, sigue con su vida!
Y llega mañana, y no tengo ganas, de nada, de nada, de nada, de nada, de nadaaa!

Despiertas un día y te encuentras cansao,
de retozar por cualquier descampao,
y llegar siempre tarde a lugares perdidos
¿Pa qué? Siempre ha sido en el mismo rincón
donde acabo borracho apoyado en la barra
con tías más guarras en cada colchón
Llegando a los bajos me cruzo tus ojos,
joder! Yo q estaba solito, me arrojo
miradas a trapo, me buscas, te encuentro,
charlamos un rato y después al jergón...
Una y otra vez, y más x vicio q otra cosa
tus uñas se clavan en mi pecho.
Como tu pelo largo, escurre por la almohada,
tu hocico sabe a escarcha y tengo miedo...
...miedo a q acabe la noche,
miedo a q dirás mañana al despertar...
Ahora duermes, nena, puedo acariciar
tu cuerpo desnudo sobre mi cama.
No hay vuelta atrás, ni agua, ni tiempo de apagar
todo el calor de mis entrañas.
Ahora duerme, ahora duerme...
Es tan difícil seguir tu trajín...
¿Que si jugamos? pues claro q si!
Me ahogan tus piernas, me pierdo entre ellas,
a ver q me encuentro metiéndome aquí...
No hay razón pa dejar de mirarte
ahora besarte parece morir
Sobre mi cuerpo descubro tu cuerpo
que un bajo a su antojo parece latir...
Es un castigo, no puedo contigo,
y es q me pierdo con verte dormir...

El asfixiante pensamiento
va colapsándote el aire que respirar,
cada vez más adentro estará,
el impulso a tu voz nunca llega
y otra noche has pasado despierta.

Cuantos años de más lo llevas ocultando
se te ha incrustado al corazón,
cuanto tiempo sin tiempo de contarlo,
respira hondo y sácalo
no sigas más con ese dolor.

Tiemblan las manos sin saber cómo empezar,
todo el silencio sobre ti va quebrando las frases.
Tus ojos brillan con la culpa que te mira,
sobrecoge por la tripa sinceridad necesita salir,
desatada ya respiras decidida.

Nunca será tarde para descansar
las verdades encuentran respuestas,
hoy te arropa el orgullo de tu otra mitad
a tu gente la sientes más cerca,
y ya caminas con toda la fuerza.

Tiemblan las manos sin saber cómo empezar,
todo el silencio sobre ti va quebrando las frases.
Tus ojos brillan con la culpa que te mira,
sobrecoge por la tripa sinceridad necesita salir,
desatada ya respiras decidida...

Me paré a escribir las líneas que a ti
No lograron pararte jamás.
Es fácil hablar, es fácil reír
Cuando está lejos la necesidad.

Tan indefensos que la luna los cegó
Sus ojos reflejan el miedo,
Mientras los tuyos
Se han negado a ver más el dolor
De gritos que ahoga el silencio.

No hay más que tragedias que olvidar
Tú las puedes esquivar
Sea mentira o sea verdad, no importa.
Todo viene y va, todo este pesar estorba.

Me paré a observar la pasividad
Sin saber el porqué del error
Con tu decisión cómplice serás,
Se consecuente con la situación.

No es más quien dio
El pan q no iba a gastar,
Y tú que das.
Sin evitarlo, sin remediarlo
Piensa en tu posición,
Ten bien en cuenta las diferencias,
Mira a tu alrededor.

La chupa apesta a tabaco, los dedos tiemblan por rozar las cuerdas...
Llegamos tarde, que raro, a ver si aguanta esta voz cazallera...

Mata el silencio, Siempre a golpe de guitarra
Y en cada barra, Alto para echar un trago
Por si me apago, préndele fuego al cigarro
Así me agarro, a esas notas que han quedado

Otra de tantas vueltas de la noria, que con sus giros no logró callarnos,
Otra de tantas historias, y siempre el instinto de seguir tocando.

Mata el silencio, Solo armado con un bajo
Busca un atajo, pa ir sembrando de canciones
estos rincones donde mezclan ruido y alcohol
Si no hay remedio, no busquéis explicaciones.

Se quema el tiempo en un momento cuando ves que sobran días o que faltan noches...
Se nos escapa de las manos, y lo que sobra es para hacer canciones.

Mata el silencio, pégale con la baqueta
Yo en mi cuneta, llámame por si me olvido
Si lo que escribo suena a comedia barata
Meto la pata cuando no se lo que digo

No puedo vivir sin estas cuerdas,
que son cuerdas que no atan, que me dan mis alas...
Y nada se compara a estos sonidos,
inspirados x el diablo, que me habla al oído...
Voces q se alzan, de repente,
al compás de versos roncos, y queman mi sangre...

Una lágrima al alba le puso fin, le dejó.
Puso fin a dormir en sus brazos,
acabó con las tardes de invierno en su regazo, sentada.
Le dejó sin decir apenas nada...

Un timbrazo al teléfono al mediodía,le dejó,
le dejó sin trabajo en el bar,
su contrato de mierda se iba a acabar, sin aliento,
lo colgó y recordó que aun quedaban sus sueños...

y nada, le hará despertar...
La vida quiere jugar con su presa, y no,
no podía llorar,
Se está volviendo loco, pero es feliz, y en su cabeza,
sabía que al final, saldría todo bien...

Una carta en la tarde q le contaba, q se quedaba,
se quedaba en la calle sin techo ni cama,
su casera cansada de deudas le echaba, aquel jueves,
y contento se fue, aun tentando su suerte...

y nada, le puede parar...
La vida quiere jugar con su presa, y no,
no podía llorar,
Se está volviendo loco, pero es feliz, y en su cabeza
sabía que al final, saldría todo bien...

Su sonrisa en la noche brillaba amarga, sin nada.
Apuntó la pistola a su boca,
y tiró del gatillo, sin dudar q acababa feliz con su
historia.

Amanece tarde,entre el relente insoportable
otra noche sin dormir por las calles de Madrid.
Dime que me sobra el mundo, digo que me queda corto,
que si está bajo mis pies es por algo, ¿No lo ves?

No hay vez que no pueda ganar,
que no pueda encontrar mi puta sonrisa
mirándome mal desde el reflejo del espejo...

Vasos vacíos,
para ver amanecer las noches frías,
cuando me dices adiós..

Vine a verte, y cuando llegaste fue como si siempre
hubieras estado aquí donde antaño yo quise tenerte
No dejé propina.Ya perdí suficiente dejando pasar
cada mañana en otro aburrido despertar.

Cada día me recuerdas quien coño fui yo
Cada día me pregunto, ¿Tu serías mi canción?
No tengo por qué inventarme UNA ESTÚPIDA RAZÓN
para buscarte entre los bares,caprichosa inspiración.

Malas pulgas.Y cuando te fuiste fue como si nunca
hubieras estado allí donde a ratos mi mente te busca.

No dejé propina.Ya perdí suficiente dejando pasar
cada mañana en otro aburrido despertar.
Sentado viendo como el tiempo se me escapa, y ya no lo aguanto,
igual que una droga que me excita y me degrada,
y sigo cerrando bares vacíos, para ver amanecer las noches frías,
cuando me dices adiós. Adiós...